La vicepresidenta económica y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, consideró hoy "posible" que el PIB acabe el año en tasas positivas, aunque aseguró que se trata de ajustes "muy difíciles de anticipar".  En declaraciones a los medios de comunicación antes de intervenir en la Comisión general de comunidades autónomas en el Senado, Salgado explicó que cuando la economía está en una o dos décimas negativas y a mitad de trimestre "es muy difícil ajustar".