La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, explicó hoy que la subida de precios registrada en el mes de agosto (hasta el -0,8% en tasa interanual) se debe a la comparación con los precios del crudo del año pasado, al tiempo que adelantó que el IPC acabará el año con tasas "ligeramente positivas".
En una entrevista con RNE recogida por Europa Press, Salgado explicó que la cifra de agosto está en línea con las previsiones del Gobierno, que contemplan que las caídas de precios se vayan moderando en lo que queda de año y cierren el 2009 con tasas positivas.

El IPC subió en agosto tres décimas respecto al mes anterior, lo que le permitió moderar, por primera vez desde julio de 2008, su caída interanual en ocho décimas y situarse así en el -0,8.

Preguntada por la posibilidad de que los precios alcancen en 2010 el objetivo que marca el Banco Central Europeo (BCE), situado en el 2%, Salgado aseguró que la previsión del Ejecutivo está "muy por debajo" de esa cifra, incluso por debajo del 1%.