Sacyr Vallehermoso se ha adjudicado un contrato de obras de conservación y mejora de un tramo de carretera y un túnel en la provincia de Huesca.

El importe de esta adjudicación se eleva a 15,30 millones de euros.

Sacyr Vallehermoso se encargará de los trabajos de rehabilitación estructural del firme de dos tramos de la carretera nacional N-260, que suman unos cien kilómetros de longitud y están comprendidos entre Lleida y Castejón de Soso y en el túnel de Balupor-Sabiñánigo.

La compañía que preside Luis del Rivero ejecutará estos trabajos en consorcio con Riovalle Construcción y Aragonesa de Proyectos y Obras, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).