El grupo constructor y de servicios Sacyr Vallehermoso retirará esta semana el 21,22% de su filial Testa (24,5 millones de acciones) que puso como garantía adicional frente a los bancos que le financiaron la compra del 20,01% de la petrolera Repsol. Fuentes financieras informaron hoy a Efe de que la cotización en bolsa de Repsol por encima de los 21,2 euros durante más de tres semanas ha anulado la condición del préstamo por la que tuvo que pignorar sus títulos de Testa hace dos meses. El pasado 23 de enero, los títulos de Repsol cerraron por tercer día consecutivo por debajo de los 21,8 euros, requisito por el cual el grupo constructor tuvo que presentar activos en efectivo o en acciones como garantía adicional para cumplir con el acuerdo del crédito, suscrito en 2006 por valor de 5.175 millones de euros.