Sacyr Vallehermoso ha presentado ante la autoridad francesa de los mercados financieros solicitud de autorización de una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre la totalidad de las acciones de la sociedad francesa Eiffage que aún no controla, informó hoy la compañía española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Para atender la contraprestación de la oferta, que se formula a través de canje de acciones, la constructora española propondrá a la junta general de accionistas una ampliación de capital por un importe máximo de 149,12 millones de euros. En la actualidad, Sacyr Vallhermoso es titular de un total de 31.047.259 acciones de la sociedad francesa, representativas del 33,32% de su capital social, por lo que la oferta se dirige de forma efectiva a un total de 62.136.083 títulos. La oferta se formula como permuta y la contraprestación consiste en acciones de nueva emisión de Sacyr Vallehermoso en la proporción de doce acciones suyas, de un euro de valor nominal cada una de ellas, de la misma clase y serie que las actualmente en circulación, por cada cinco acciones, de cuatro euros de valor nominal cada una de ellas, de Eiffage. La eficacia de la oferta está condicionada a la aceptación de la misma por un número de acciones de Eiffage que, sumado al número de acciones que hoy son propiedad de Sacyr Vallehermoso, represente, al menos, el 60% de los derechos de voto de la sociedad francesa. Igualmente, la OPA está supeditada a la aprobación por parte de la junta general de accionistas de Sacyr Vallehermoso de la ampliación de capital con exclusión del derecho de suscripción preferente necesaria para atender íntegramente la contraprestación en la oferta. "TODOS LOS PROCEDIMIENTOS NECESARIOS". La compañía presidida por Luis del Rivero anunció esta operación una día después de que la junta de accionistas de Eiffage rechazara, con el 59,40% de los votos en contra, el nombramiento de los cinco consejeros propuestos por Sacyr Vallehermoso, después de que el presidente de la firma francesa, Jean François Roverato, decidiera cancelar los derechos de 89 accionistas (el 18% del capital) por tener la misma nacionalidad. Horas después, Sacyr Vallehermoso anunció que llevaría a cabo "todos los procedimientos necesarios" para protestar contra la validez de la asamblea de Eiffage, celebrada "en condiciones que perjudican gravemente los derechos de los accionistas". Además, señaló que esta decisión fue tomada por un órgano (la mesa de constitución de la asamblea) "que no tiene competencia para constatar la existencia o no de una acción concertada". En cualquier caso, Sacyr Vallehermoso reafirmó que actúa "solo" y rechazó cualquier acusación en sentido contrario.