La Autoridad de los Mercados Financieros de Francia (AMF) se ha comprometido ante la justicia a no obligar a la constructora española Sacyr a presentar una oferta alternativa sobre la francesa Eiffage en efectivo, mientras los tribunales no dictaminen en el contencioso que enfrenta a ambas empresas. La responsable de asuntos jurídicos de la AMF indicó ante el Tribunal de Apelación de París que no hará ejecutoria la obligación que impuso a Sacyr en junio hasta que los magistrados no se pronuncien sobre si la primera opa del grupo español infringió o no la normativa bursátil francesa, algo que no ocurrirá antes de tres o cuatro meses. Los abogados de Sacyr se han mostrado satisfechos con esta declaración de la AMF, y consideraron que el hecho de que la corte tome nota de dicho compromiso es suficiente para satisfacer los objetivos que se habían planteado al recurrir al Tribunal de Apelación para que suspendiera el carácter ejecutorio de la obligación de una opa alternativa.