Tras las fuertes alzas de mayo, Sacyr consolidaba en el interior de una formación triangular.
 
Esta semana pierde la directriz alcista que guiaba todo el movimiento. La compresión en las medias advierte sobre la probabilidad de asistir a un movimiento en tendencia acusada en próximas sesiones. Los datos sugieren una vuelta a la zona de mínimos.

Recomendación: VENDER