Sacyr Vallehermoso ha convocado junta general de accionistas para el próximo 29 de junio en la que se aprobará, además de las cuentas del ejercicio, la ampliación de capital necesaria para la compra de la francesa Eiffage.
Sacyr, que posee un 33,3 por ciento de Eiffage, tiene presentada una OPA sobre esta empresa en la que ofrece 12 acciones propias por cada cinco del grupo francés. Para atender a ese canje, Sacyr deberá emitir un máximo de 149,1 millones de acciones. La OPA, que ha sido rechazada por los directivos de Eiffage, está pendiente de aprobación por parte del regulador de los mercados financieros franceses, AMF. El regulador francés también tiene que considerar si Sacyr actuó o no en concierto con otros inversores españoles, tal y como aseguró Eiffage cuando no permitió a un grupo de inversores españoles ejercer sus derechos de voto en una tensa junta de accionistas. En aquella junta, Sacyr no consiguió obtener representación en el consejo de administración de Eiffage, tras lo cual anunció la presentación de una oferta por el capital que no controla.