El grupo constructor y de servicios Sacyr Vallehermoso considera que su opa sobre la francesa Eiffage no tendrá problemas de competencia, ya que las dos empresas están presentes en mercados diferentes.
La oferta, presentada el jueves sobre el 66,7% del capital de Eiffage que no controla, tendrá que ser aprobada primero por el organismo supervisor bursátil galo (AMF, en sus siglas en francés). Posteriormente, Sacyr deberá notificar la opa a la Comisión Europea (CE), debido a que se trata de una operación de dimensión comunitaria, ya que afecta a empresas de Francia y España. Por otro lado, el Consejo de Administración de Eiffage se reunirá el próximo lunes para tratar la opa de Sacyr y emitirá una recomendación dirigida a sus accionistas sobre la misma. De acuerdo con el calendario publicado por Sacyr, el plazo de los accionistas de Eiffage para acudir a la opa comienza el 9 de mayo y concluirá el 2 de julio. La ecuación de canje es de doce acciones de la compañía española por cada cinco de la francesa. La Junta General de Accionistas de Sacyr se reunirá el próximo 30 de junio para someter a votación la ampliación de capital necesaria para hacer frente al pago, que supondrá la emisión de un máximo de 149.126.600 acciones. Una vez que concluya el plazo de aceptación, la AMF publicará el resultado de la opa el 13 de julio y la liquidación se concretará algo más de un mes después, el 16 de agosto. Sacyr es el quinto grupo constructor español, negocio con el que también está presente en Portugal, Chile e Italia. En cuanto al sector de las concesiones, cuya cartera actual asciende a 310 kilómetros en construcción, Sacyr ocupa el segundo lugar en España y cuenta con negocios en Portugal, Brasil y Chile. La firma española es la primera en España en la promoción de viviendas y patrimonio, con 12.500 millones en activos inmobiliarios, y también desarrolla actividades relacionadas con el agua, medio ambiente, energías renovables y gestión de servicios. En cambio, la francesa Eiffage ocupa la segunda posición en su negocio de concesiones y figura entre las más importantes del sector de la construcción y de las carreteras de pago de Francia y desarrolla actividades en otros países como Bélgica, Alemania y Polonia. En cuanto a la promoción de viviendas, ocupa el quinto lugar y está posicionada en actividades relacionadas con instalaciones eléctricas en Francia, a través de Forclum.