Sacyr Vallehermoso ha confirmado que podría optar por una segunda oferta por Eiffage si fracasa en su intento de anular el veto impuesto por el organismo regulador francés a su propuesta inicial, por las vías legales. El objetivo de la empresa ahora es agotar todos los recursos posibles pero, si sus esfuerzos no dan fruto, podrían estudiar el lanzamiento de una nueva OPA.