Italia prevé retomar la construcción del puente sobre el Estrecho de Messina, en el Sur de Italia, un proyecto que estaba en suspenso desde que hace tres años se adjudicó a un consorcio liderado por Impregilo y en el que también participa Sacyr Vallehermoso, por un importe de 3.880 millones de euros. El grupo que preside Luis del Rivero cuenta con una participación del 18,7% del consorcio, que en marzo de 2006 se hizo con el contrato de construcción del que será puente colgante más largo del mundo. Esta infraestructura, que unirá la región de Reggio Calabria, al Sur de la Península Itálica, con la isla de Sicilia, quedó en suspenso por el cambio de Gobierno en Italia y ahora el país prevé retomarlo, dado que lo incluye en el plan de infraestructuras presentado hoy, según indicaron a Europa Press en fuentes del sector.