Banco Sabadell y Meliá Hotels mejoran su aspecto técnico en los indicadores de Estrategias de Inversión. Iberdrola, por su parte, pasa de tener una puntuación de tres en fase de rebote a tendencia bajista con nota de dos.

Todo ello en las sesiones previas a las elecciones catalanas del 21 de diciembre, en el que ERC y Ciudadanos llegan casi empatados en las encuestas con un escenario complicado de gobernabilidad. 

Banco Sabadellcotiza ahora en fase de consolidación con una nota de cinco después de días en fase de rebote con puntuación de cuatro puntos, según los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión. En la sesión de este miércoles, las acciones de la entidad catalana se dejan un 1% en el Ibex 35 hasta los 1,68 euros por acción. 

 

Las acciones de Banco Sabadell se revalorizan en el año un 28% en el acumulado del año. Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión apuntan que la tendencia a medio plazo es alcista, mientras que a largo plazo es bajista, la volatilidad es decreciente, el volumen a largo plazo creciente y el momento total rápido es positivo. Los aspectos más negativos son el volumen a medio plazo, que es decreciente, y el momento total lento es negativo.

Meliá Hotels, por su parte, se apunta una subida del 3,29% en el año. La compañía hotelera pasa de nota de dos en fase bajista a cuatro en fase de rebote, según recogen los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión. Los únicos aspecto en 'verde' que tiene la empresa que dirige Gabriel Escarrer son la tendencia a medio plazo que es alcista, el volumen a largo plazo es creciente y la volatilidad es decreciente.

 

Iberdrola que cotiza con tendencia bajista, se revaloriza un 4,5% en el acumulado de 2017. Las acciones de la compañía eléctrica tienen volatilidad decreciente y momento total rápido positivo, mientras que el resto de aspectos técnicos son negativos, según recogen los indicadores de Estrategias de Inversión.