El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, ha avanzado que la estrategia de expansión internacional de la entidad se centrará en fortalecer su posición en México y Florida (Estados Unidos), mientras que en España no descarta protagonizar alguna operación corporativa. Sabadell está presente en México a través del banco Bajío, mientras que en Florida opera tras la adquisición de TransAtlantic Bank. Por eso, en el terreno internacional concentrarán sus esfuerzos en ganar peso en estos lugares a través del crecimiento orgánico y, si hay oportunidades, también con compras o incrementando su participación en Bajío.
El Banco Sabadell entiende que el sur de Florida tiene unas características que lo diferencian del resto de Estados Unidos, dado que el 60% de los depósitos son de latinoamericanos, lo que les hace pensar en que ahí hay una "buena oportunidad". En el terreno nacional, tras ser preguntado por si Sabadell está interesado en Bankinter, Guardiola ha dicho que la primera vocación de la entidad sigue siendo España, donde, en su opinión, aún hay posibilidades de consolidación. "En general, me gusta la banca española. En términos relativos es privilegiada y creo que difícilmente en el mundo hay bancos que funcionen tan bien como los españoles", dijo el directivo, que ha señalado que "cualquier banco de los que hoy podrían salir nos gusta" porque de muchos se pueden aprender cosas y aprovechar capacidades. No obstante, ha advertido de que el crecimiento inorgánico no depende de uno si no de si "cierta parte" quiere vender o si en el mercado se dan las circunstancias para que de el visto bueno a una determinada operación. No han cambiado su política de crédito Respecto a si tras las turbulencias financieras el banco ha modificado su política de crédito, ha asegurado que continúan financiando con normalidad a sus clientes y que no han adoptado políticas de ajustes de crédito, así como que no han modificado su forma de definir el riesgo aunque si han ajustado las previsiones de crecimiento. Guardiola ha reconocido que probablemente son más prudentes en lo que respecta a las grandes operaciones más financieras y apalancadas, y dijo que si los diferenciales han aumentado en los mercados internacionales aquí también tienen que hacerlo. El responsable del Sabadell ha apuntado que atienden por igual a todas las empresas, ya sean industriales o promotoras inmobiliarias, porque no hay sectores buenos ni malos, si no compañías y operaciones buenas o malas. Puntos fuertes Guardiola ha asegurado que, en estos momentos de incertidumbre, una de las fortalezas que presenta la entidad radica en la estructura de su balance, del que ha destacado el poco peso de los particulares, 30%, frente al 70% que suman las empresas. En su opinión, esta circunstancia le otorga ventajas como una baja morosidad, un mayor acceso a la liquidez o una mayor capacidad de "repreciar" activos, al tiempo que le protege del receso que sufrirán segmentos como las hipotecas y el consumo. Respecto al daño sufrido por los bancos estadounidenses por su exposición a las hipotecas de alto riesgo (subprime), Guardiola dijo que en España no se va a dar la misma situación porque las entidades nacionales no han tenido necesidad de entrar en operaciones de alto riesgo. En cuanto a la estrategia de depósitos por la que se han decantado algunas firmas, Guardiola ha señalado que en un momento como el actual, en el que el mercado institucional "se ha quedado seco", contar con una buena base de depósitos representa una acertada fuente de financiación para mantener el crecimiento.