La mayor aerolínea de bajo coste de Europa, Ryanair, no está interesada en comprar aeropuertos al gestor aeroportuario británico BAA, según su consejero delegado. Michael O'Leary descartó esta posibilidad anque se mostró interesado en trabajar estrechamente con quinquiera que fuese a comprar los aeropuertos que la Comisión de la Competencia del Reino Unido obligará a vender a BAA -filial aeroportuaria de Ferrovial-. Una decisión que O´Leary ha tachado como "la mejor en la historia de la aviación". Ryanair sostiene que el férreo control de BAA sobre los aeropuertos londinenses ha dañado tanto a la competencia como a los consumidores.
El consejero delegado de Ryanair, Michael O´Leary, aseguró que "no estamos interesados en comprar aeropuertos, aunque nos interesaría trabajar estrechamente con quienquiera que fuese a comprar los aeropuertos". La Comisión de la Competencia de Reino Unido dijo que los propietarios de BAA, Grupo Ferrovial, deberían vender tres de sus siete aeropuertos británicos, incluidos dos en Londres. El regulador también recomendó que Ferrovial venda uno de sus aeropuertos escoceses, bien el de Glasgow o el de Edimburgo. "Llevo toda la mañana celebrándolo", aseguró O'Leary, cuando se le preguntó sobre las recomendaciones del regulador británico. "Es la mejor decisión en la historia de la aviación". Ryanair sostiene que el férreo control de BAA sobre los aeropuertos londinenses ha dañado tanto a la competencia como a los consumidores.