La línea aérea Ryanair ha anunciado el cierre temporal de su base de Valencia, desde el domingo 4 de noviembre al viernes 19 de diciembre, lo que implicará el mantenimiento en tierra de los dos aviones de la compañía existentes en el aeropuerto y la cancelación de 504 vuelos. Entre los motivos argumentados por la empresa para adoptar esta decisión figuran la "falta de apoyo de la Administración local ni de las autoridades de turismo" y los "altos gastos" en el aeropuerto de Manises, que se encuentran "entre los más caros de España".