Los mercados siguen en una situación de atonía, sin que aquéllos que están más laterales consigan superar las resistencias en vigor y aquéllos que evolucionan al alza puedan acumular nuevas ganancias significativas.
El Ibex 35 comenzaba la semana en los 10.988 puntos pero enseguida se han impuesto las ventas y el selectivo español ha bajado hasta la zona de los 10.650 puntos, donde ha experimentado un cierto rebote que le ha hecho terminar la semana a los 10.812 puntos.

El Eurostoxx 50 también ha sido ligeramente bajista, y tras tocar máximos en la zona de los 2.890 puntos ha caído hasta los 2.825 puntos y al final de la semana ha conseguido rebotar hasta los 2.845 puntos.

El S&P 500 ha tenido un comportamiento totalmente lateral, llegando a un máximo semanal de 1.196 puntos y un mínimo de 1.171 puntos, para acabar la semana al igual que lo había comenzado, junto a los 1.183 puntos.

Las señales técnicas comienzan a afianzarse en zona de venta pero de momento lo consideramos poco significativo dado el mantenimiento de los soportes en vigor. Lo que sí resulta más interesante es la salida del Ibex 35 del canal alcista en el que evolucionaba. Todo ello podría estar indicándonos que nos acercamos a un movimiento de cierta corrección, pasado el cual los mercados volverían a recuperar el tono alcista y entonces tal vez sí, se superarían los 11.000 puntos del Ibex 35.

El Ibex 35 está en un rango claramente lateral y de consolidación, y podría estar formando un triángulo de consolidación ascendente que, el día que se supere, nos dará una proyección de precios de 12.000 puntos.

Pero esto no parece inmediato y por tanto, de cara a la próxima semana, mantendremos la posición de neutralidad, a la espera que los mercados definan una tendencia más clara.

Comentario de mercado de InverConsulting.