El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha destacado la lacra que supone el absentismo laboral para nuestro país donde representa 'el 1% del PIB'. Insta, además, al Gobierno a acabar con 'la dualidad' del mercado laboral y defiende ligar el salario a la productividad, como ya persiguen algunos países europeos.

Durante la semana de conferencias 'El nuevo sistema financiero, las nuevas infraestructuras y el nuevo mercado laboral' organizadas por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el presidente de la patronal, Juan Rosell asegura que 'el absentismo laboral supone alrededor del 1% del PIB. Hay organismos públicos que tienen un 29-30% de absentismo. Esto es un fraude. '

Rosell reclama una mayor flexibilidad al mercado laboral nacional, algo que no va a cambiar la nueva reforma que prepara el Gobierno. Según el presidente de los empresarios, 'cuando una cosa está mal hecha desde el principio (en relación a la reforma laboral) es difícil arreglarla. La legislación laboral nuestra es inflexible. Si esto no lo cambiamos, ¿quién va a querer apostar por la creación de empleo aquí? En este momento, lo que opinan los empresarios extranjeros es que nuestro mercado es inflexible.'

Apela, asimismo, a acabar 'con la dualidad de los que tienen todos los derechos del mundo a los que no tienen ninguno', una forma que daría más facilidades a los empresarios plantearse el despido. Y apuesta por ligar los salarios a la productividad, un modelo que ya están siguiendo ciertos países europeos, puesto que, asegura Juan Rosell, 'la clave de futuro es la productividad de cada uno de los sectores'.