La farmacéutica Roche ha dejado de suministrar medicinas a algunos hospitales públicos griegos y podría tomar medidas parecidas en algunos hospitales públicos españoles debido al impago de las facturas, según ha anunciado el presidente del grupo suizo, Severin Schwan, en una entrevista al Wall Street Journal.

Roche ya ha dejado de suministrar medicamentos a algunos hospitales griegos públicos debido al impago de medicinas. Schwan ha explicado que hay hospitales griegos "que no han pagado sus cuentas en tres o cuatro años", por lo que "llega un punto en el que el negocio no es sostenible más".

El presidente de Roche anunció que es posible que tengan que adoptar medidas similares en España, mientras que algunos hospitales financiados por el Estado en Portugal e Italia también acumulan un importante retraso en los pagos.

Schwan ha detallado que los pacientes no han sido privados de sus medicamentos, sino que deben acudir a una farmacia y, en el caso de los medicamentos contra el cáncer por vía intravenosa, llevarlos al hospital para que se los administren.