El consejo de administración de Citigroup ha decidido que su sustituto en el cargo será el hasta ahora presidente del comité ejecutivo y miembro del consejo, Robert Rubin, tras la dimisión del hasta ahora presidente Charles Prince por los efectos sobre la entidad de la crisis subprime. El presidente ejecutivo del banco en Europa y miembro del comité de gestión, Win Bischoff, será el encargado de reemplazar a Prince provisionalmente hasta la entrada de Rubin, ex copresidente de Goldman Sachs y ex secretario del Tesoro.
La renuncia de Prince se convierte en la segunda de un primer ejecutivo de la banca y las finanzas estadounidenses en una semana, tras la del consejero delegado del banco de inversiones Merril Lynch, Stan O Neal. Además, pone fin al periodo de cuatro años de Prince, de 57 años de edad y abogado, en la presidencia de Citigroup. La dimisión del presidente de Citigroup se produce después de que el primer banco estadounidense anunciara un descenso del 57% en su beneficio neto del tercer trimestre del año (julio-septiembre), que se situó en 2.378 millones de dólares (1.672 millones de euros). Pero Citigroup anunció durante el fin de semana cargas extraordinarias por valor entre 5.000 y 7.000 millones de dólares (3.454 y 4.837 millones de euros), relacionadas con valores de hipotecas "subprime". "Estos descensos en el precio de los valores de Citigroup relacionados con hipotecas subprime se produjeron por una rebaja de los ráting de este tipo de activos y por acontecimientos del mercado que se produjeron antes del tercer trimestre", asegura la entidad en un comunicado.