Citigroup ha actualizado ante la Securities and Exchange Commission (SEC) la información financiera relativa al tercer trimestre con más detalles y con una mayor exposición a activos hipotecarios subprime, que le ha costado el puesto al presidente Charles Prince. Según las nuevas cuentas, los ingresos por transacciones se reducen en 270 millones de dólares y el beneficio neto en 166 millones dólares o 3 centavos por acción.
De acuerdo con el mismo documento, Citigroup ha registrado un beneficio neto de 2.210 millones de dólares, 44 centavos por acción, durante el trimestre que termina el 30 de septiembre, mientras que los ingresos, incluidos gastos por intereses, quedan en 22.390 millones de dólares. Estos resultados contrastan con los del 15 de septiembre, cuando el banco informó de unos beneficio del tercer trimestre de 2.380 millones de dólares o 47 centavos por acción. En el mismo formulario presentado al regulador, Citigroup revisa las cifras en las que se valoraba en 43.000 millones de dólares los activos integrados por títulos o deuda colateral, es decir, garantizados con hipotecas 'subprime'. Rubin se hace cargo de la presidencia El domingo, Citigroup nombró a Robert Rubin, presidente del comité ejecutivo y director ejecutivo, sustituto de Prince y dijo que la exposición a deuda 'subprime' en Estados Unidos asciende a 55.000 millones de dólares. En un comunicado, el principal banco del mundo reveló pérdidas adicionales de entre 8.000 y 11.000 millones de dólares desde fines de septiembre con la consiguiente caída de su beneficio neto, estimada entre 5.000 y 7.000 millones.