Representantes de la multinacional minera Río Tinto Alcan se reunieron hoy con el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, para avanzar en un proyecto de construcción de una fundición de aluminio, con una inversión global de 2.500 millones de dólares. La delegación de Río Tinto Alcan, que previamente se reunió con el ministro paraguayo de Hacienda, Dionisio Borda, fue recibida por el jefe de Estado en el marco de una reunión del Equipo Económico del Gobierno.