El fondo belga RHJ, una de las dos empresas que mantienen una oferta en firme para entrar en el capital de Opel junto con la canadiense Magna, ha mejorado su oferta para hacerse con la filial alemana del grupo General Motors, según confirmó hoy un portavoz de la compañía. La nueva oferta ahora contempla el pago de 300 millones de euros en metálico para hacerse con el 50,1% del capital de Opel. Asimismo, la nueva oferta de la empresa belga requiere ayudas públicas de 3.200 millones de euros, que se ha comprometido a devolver en 2013, un año antes de los previsto inicialmente por la compañía.