La inmobiliaria ha cerrado con una subida espectacular del 15%. El desencadenante de este alza podría ser la comunicación que Reyal Urbis hizo ayer a la CNMV de que habia alcanzado un acuerdo con el Grupo Nozar para resolver el contrato de compraventa de acciones de Inmobiliaria Colonial suscrito en diciembre de 2007. Nozar pagará a Reyal Urbis “una indemnización compensatoria por daños y perjuicios por importe total de 71,09 millones de euros”, según explicó el grupo en el comunicado. Reyal Urbis “conserva la titularidad de las acciones de Colonial que constituían el objeto de citado contrato de compraventa”, concluye el hecho relevante.