La inmobiliaria española Reyal Urbis  anunció el viernes que en el primer semestre redujoun 79% su pérdida neta a pesar de la caída del sector, gracias a un crédito fiscal y a la reducción de provisiones. Reyal-Urbis señaló que en los seis primeros meses registró una pérdida neta de 69 millones de euros, frente a una pérdida de 331,8millones en el mismo período de 2008.