Reyal Urbis continúa en proceso de negociación con sus entidades financieras para la adaptación de su plan de negocio a las circunstancias de mercado y la consiguiente refinanciación de la deuda de unos 4.800 millones de euros que actualmente soporta y así evitar el riesgo del concurso de acreedores.