Minutos después de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, declarara que la OPEP debiera convertirse en un ente más fuerte y politizado, el rey Abdullah de Arabia Saudí sostuvo que la agrupación no debía usarse como una herramienta para el conflicto, añadiendo que siempre ha actuado con sabiduría. "Quienes desean que la OPEP aproveche su posición se olvidan que la OPEP siempre ha actuado con moderación y sabiduría", indicó en un discurso pronunciado en la cumbre de jefes de Estados de la Organización de Países Exportadores de Petróleo celebrada en el reino. "El petróleo no debiera ser una herramienta para el conflicto, debiera ser una herramienta para el desarrollo", añadió. Previamente, Chávez había dicho a los líderes de la OPEP que el grupo debía convertirse en un organismo más político que reflejara los valores que tenía al momento de su creación, añadiendo que necesitaba afirmarse como un agente político activo.