El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, pidieron hoy que el Congreso les otorgue más atribuciones para la intervención y liquidación de empresas financieras fallidas. En una comparecencia ante el Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes, ambos funcionarios explicaron las circunstancias de la intervención gubernamental, en septiembre pasado, en la firma aseguradora American International Group (AIG). El Congreso se ha hecho eco de una controversia nacional por el pago de unos 165 millones de dólares en bonos para ejecutivos de AIG después que la firma recibió 182.500 millones de dólares del gobierno para impedir su colapso. "Tal como lo vimos con AIG las tribulaciones de instituciones financieras grandes, interconectadas, y sin depósitos pueden crear riesgos sistémicos tal como lo hacen los bancos en problemas", dijo Geithner.