La compañía hispano argentina Repsol YPF y su filial Andina invertirán 292 millones de dólares en Bolivia este año, seguidas de la brasileña Petrobras y su subsidiaria Pesa que prevén 263 millones de dólares. Esas cifras son parte de los más de 1.350 millones de dólares programados para este año por doce empresas trasnacionales y la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en sus inversiones y costes operativos. Después de las dos empresas privadas citadas, se sitúa Chaco, filial del grupo British Petroleum, con una cifra total de 215 millones de dólares.