La petrolera española espera vender acciones de su unidad argentina en los próximos dos a tres meses dentro de su programa de desinversiones para deshacerse de 7.800 millones de euros.


Repsol YPF se ha sumado también a las declaraciones de su homóloga italiana ENI sobre la situación de Libia. En el caso de la compañía española, la producción de petróleo ha caído hasta los 160.000 barriles por día frente a los 360.000 barriles/día anteriores al estallido de las revueltas.