El Gobierno de la provincia argentina de Salta confirmó ayer la revocación de una licencia otorgada a YPF, controlada por Repsol, para operar en un área de ese distrito del norte del país. Salta se suma así a la lista de provincias argentinas que en los últimos días retiraron licencias a la petrolera, en medio del creciente conflicto de la compañía con el Gobierno de Cristina Fernández.

"Se aceptó la reversión del área Tartagal Oeste en cabeza de YPF, que estaba sin producción y se avanzó en el llamado a licitación de áreas libres. Una de éstas es Tartagal Oeste", sostuvo el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, en declaraciones a la estatal agencia Télam.

El gobernador provincial dijo que "se intimó a todas las empresas (que operan en la provincia) para que presenten un plan de inversión con un aumento del 15 por ciento en la explotación y exploración".

"En ese marco se ha dicho a aquellas empresas que no puedan invertir, que tengan la voluntad de aceptar cesiones de áreas a otros interesados en condiciones de hacerlo", indicó Urtubey.

os gobernadores de las provincias de Santa Cruz y Chubut, en el sur del país, donde se hallan los mayores yacimientos petroleros, anunciaron el pasado 14 de marzo la retirada de licencias en cuatro áreas operadas por la petrolera, a la que el Gobierno acusa de una supuesta caída en las inversiones y la producción en el país.