Al término de la sesión, los títulos de Repsol cotizaban a 27,55 euros frente a 27,19 euros a que cerraron el viernes. Durante la jornada, los inversores intercambiaron cerca de 13 millones de títulos de la petrolera por valor de 351,35 millones de euros, lo que la situó como el tercer valor más negociado sobre el parqué.