Los títulos de Repsol cerraron la sesión en 25,48 euros, un nivel que no alcanzaba desde enero pasado, lo que le permitió llegar a unas ganancias del 3,28% en lo que va de año respecto a los 24,67 euros con los que cerró 2005.
Las acciones de Repsol protagonizaron hoy la segunda mayor subida del Ibex-35 al anotarse un avance del 3,49%, gracias a las declaraciones del presidente de la compañía, Antonio Brufau, que descartó la compra de la petrolera portuguesa Galp y se mostró optimista por las negociaciones con Bolivia. Los títulos de Repsol cerraron la sesión en 25,48 euros, un nivel que no alcanzaba desde enero pasado, lo que le permitió llegar a unas ganancias del 3,28% en lo que va de año respecto a los 24,67 euros con los que cerró 2005. Los expertos consultados por EFE indicaron que el valor ha respondido muy favorablemente a las palabras pronunciadas ayer, martes, por Brufau, quien, además de mostrarse optimista en torno a Bolivia, confirmó los planes para vender un máximo del 20% de la argentina YPF.