La petrolera hispano-argentina Repsol YPF pagará un dividendo bruto de 0,50 euros por acción a cuenta del ejercicio 2007, lo que supone un incremento del 40% con respecto al repartido en el ejercicio anterior, que fue de 0,36 euros por acción, informó hoy la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Este dividendo será pagado en enero de 2008. La petrolera ha destacado que este aumento en la remuneración supone un incremento de 170 millones de euros en la cantidad repartida a cuenta en el ejercicio. Repsol YPF recalca que el aumento está en la linea de la voluntad de la empresa de profundizar en su política de remuneración creciente a los accionistas, y que se enmarca en los principios generales del Plan Estratégico 2005-2009.