Pese a una apertura con suaves recortes, tras el máximo histórico marcado en la última sesión, el Ibex 35 no se cansa, olvida los riesgos de la crisis de crédito y retorna al camino alcista. El selectivo del contínuo suma un 0.18 por ciento a escasos minutos de la apertura y alcanza los 15.540 puntos , apoyado en la fortaleza de Telefónica, que continúa con su particular escalada alcista. Y todo, a pesar de los récords alcanzados por el precio del crudo y por el euro. El resto de plazas europeas abren también a la baja, en un día con los inversores pendientes de un nuevo estreno bursátil, el de la empresa de juegos de azar Codere. Se producirá a media mañana a un precio de 21 euros.
La historia va de récords. Máximos en el precio del crudo, con el futuro del crudo ligero estadounidense cerca de los 90 dólares que ya ha llegado a tocar y rebasar. Máximos en el cambio euro-dólar, con la moneda única por encima de los 1,43 dólares – el récord lo ha marcado en 1,4320 unidades-, debido al aumento de las peticiones de ayuda al desempleo en EE.UU, por encima de lo previsto. Y máximos para el Ibex 35. En el último mes el selectivo del contínuo ha recuperado 2.000 puntos y buena parte de ellos se deben al comportamiento mostrado por su principal valor, por Telefónica. Pues bien, lejos de replegarse, la operadora comienza este viernes con nuevas alzas, al sumar un 0,53 por ciento y colocarse ya a 22,6 euros. Y su impulso es suficiente para que el selectivo del contínuo consiga escapar de los números rojos. Le apoyan al alza valores como Colonial, la mejor del Ibex 35 en la apertura, al repuntar un 1,4 por ciento, en un día positivo para Gas Natural y para Repsol. Los títulos de ambas compañías suben en torno a un 0,6 por ciento tras conocerse que Repsol YPF ha puesto a Gas Natural en la lista de desinversiones, según Merrill Lynch. La petrolera pretende reorientar su plan de negocio y, en él, el gas ya no es una prioridad. Esta posible venta del 30,8 por ciento del capital – con plusvalías por valor de 4.700 millones- está detrás del impulso en la cotización de la petrolera hispano argentina.