El presidente de Repsol, Antoni Brufau ha presentado el plan estratégico de la compañía en las jornadas de KPMG. Dicho plan se basará en seis claves. En primer lugar la petrolera buscará sacar jugo a los activos actuales, que ascienden a 30.000 millones de euros. En segundo, tratará de "poner nombres y apellidos al futuro", lo que supone concretar hasta 11 proyectos: duplicar la refinería de Cartagena, la de Fines, Bilbao e invertir en Libia, Ecuador, Perú, Brasil y EEUU. La tercera clave será "maximizar YPF"; Brufau, además, anunció que colocará su filial no sólo en Argentina, sino también en EEUU y España. El cuarto punto será ayudar al crecimiento orgánico y al endeudamiento de Gas Natural, ya que tiene una "mala estructura de capital". La quinta clave será mejorar la eficiencia operativa, mientras que la sexta será la Responsabilidad Social Corporativa: "hay que convencer a los países de que ellos ganan pero nosotros también ganamos, de lo contrario se puede ver resentida la inversión".