El consejo de administración de Repsol YPF ha aprobado una nueva estructura organizativa a propuesta de su presidente, Antonio Brufau. La nueva estructura incluye la creación de la figura del director general de operaciones, que controlará todas las áreas de negocio, y dos nuevas direcciones generales. El objetivo de esta reorganización es impulsar los proyectos estratégicos de crecimiento y futuro.
El nuevo esquema aprobado ayer por el Consejo, incorpora la figura del Director General de Operaciones, que se encargará de la coordinación y control de todas las áreas de negocio de la compañía, para lo que ha sido designado el hasta ahora Director General de Control, Miguel Martínez. El nuevo esquema organizativo dispondrá de dos nuevas direcciones generales, la del Gas Licuado. y la de YPF, que será la encargada de gestionar la puesta en valor de los activos de Repsol YPF en Argentina. Asimismo, habrá cuatro direcciones generales de negocio, la dedicada a Exploración y Producción, a cargo de Nemesio Fernández-Cuesta; la de Refino, Marqueting, GLP y Química, siendo su responsable Pedro Fernández; la dedicada a YPF, con Antonio Gomis a su frente; y, la de GNL, cuya responsabilidad cae en Enrique Locutura. Esta nueva organización contribuirá, según la empresa, a optimizar la rentabilidad y excelencia de los negocios, mejorará su eficiencia y permitirá la mejor identificación y desarrollo de las oportunidades de crecimiento orgánico detectadas por Repsol YPF. El propio presidente de la empresa, responsable director de esta reorganización, destacó la importancia que tiene porque "será la encargada de desarrollar en toda su amplitud los proyectos de crecimiento identificados por al compañía, así como otros nuevos que puedan surgir en el futuro"