Repsol se encuentra en pleno proceso de consolidación comprendido entre los 15,305 y los 14,77 que, al cierre de la pasada semana, perforó puntualmente, movimiento que hoy busca anular al convertirse en uno de los mejores de la sesión.

Además, este movimiento deRepsol es muy relevante, dado que nos encontramos en las proximidades de su directriz primaria creciente, referencia técnica cuya perforación no agravaría la situación de fondo gracias a la extraordinaria estructura de máximos / mínimos crecientes que parte desde los mínimos del año 2016, pero que, desde luego, comenzaría a ser una señal de debilidad que pondría en aviso el mínimo significativo de los 14,40.

De momento el escenario técnico es de consolidación, con unos niveles de volatilidad reducidos y muy controlados y un oscilador MACD cotizando en torno a su zona neutral, lecturas que invitan a seguir priorizando el lado largo o comprador en el corto / medio plazo mientras el precio se mantenga por encima de los 14,40, soporte que funciona como aproximación a su media móvil de 200 periodos o de largo plazo.