Repsol YPF considera que el deterioro económico "se está parando" y espera que se produzca "un alza" en los precios del crudo "tan pronto como se recuperen las expectativas de demanda", al tiempo que mantiene su plan de ahorro de costes por 1.500 millones en 2009 y calcula que esta iniciativa le ha permitido hasta la fecha revisar el 42% de sus contratos y prevé evitar gastos por 500 millones en el primer semestre, aseguró el presidente de la compañía, Antonio Brufau, en una rueda de prensa.