Un consorcio encabezado por Repsol YPF a la cabeza ha encontrado indicios de hidrocarburos en el pozo brasileño de Vampira, en la Cuenca de Santos, una de las zonas más prolíficas en yacimientos de este tipo.
El pozo se encuentra a poco menos de 200 kilómetros de la costa del estado de Sao Paulo, y en profundidades de agua de 140 metros en la Cuenca de Santos.

El análisis preliminar de dos muestras recogidas a profundidades de entre 4.835 y 4.840 metros confirman la presencia de petróleo muy liviano y gas aunque, a partir de ahora, los trabajos en la zona se incrementarán para corroborar la calidad y cantidad de los hidrocarburos hallados.

La campaña de perforación en la zona comenzó en septiembre del año pasado, en el pozo Panoramix, y continuará a lo largo de 2009 y 2010 con la perforación adicional de 2 ó 3 pozos.

Dentro del consorcio de empresas del sector energético que han encontrado este yacimiento, Repsol posee el 40%, Petrobrás el 35% y Woodside Energy y Vale do Rio Doce un 12,5% respectivamente.