Repsol obtuvo un beneficio neto de 631 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 1,6% respecto al mismo período del año anterior, calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición (CCS).

Repsol ha subrayado que este aumento de beneficios es consecuencia de la fortaleza de todos sus negocios.

El resultado siguiendo criterios contables de valoración de inventarios a coste medio (MIFO) ascendió a 634 millones de euros.

El resultado operativo de las operaciones continuadas, excluyendo el efecto de la valoración de los inventarios de hidrocarburos, ascendió a 1.287 millones de euros, un 19% superior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El área de 'Upstream' (exploración y producción) consolida, según la compañía, la buena marcha de trimestres anteriores con un resultado operativo de 655 millones de euros, apoyado en el aumento de la producción. Asimismo, el resultado operativo de 'Downstream' (refino, marketing, trading, química y GLP) aumentó un 113,6% hasta los 173 millones de euros.