Los analistas de Renta4 recomiendan sobreponderar REE, ya que "sigue siendo una historia de crecimiento a doble dígito en beneficio por acción y dividendo por acción apoyado por la necesidad de inversiones en infraestructuras eléctricas y un marco regulatorio estable (retorno del 7,5%-8% para las inversiones)".