A pocos días de comenzar el 2012 Banca March lanza sus perspectivas macroeconómicas y sus recomendaciones de inversión, dentro de las cuales destaca el atractivo que consideran que tendrá la renta variable y la deuda española en este año venidero, en la medida en que las autoridades políticas europeas pongan en marcha medidas contundentes, como la monetización de la deuda o los eurobonos.

Mientras el mercado señala con el dedo a la deuda española y le cuelga el San Benito de ‘apuesta arriesgada’ los expertos de Banca March defienden su atractivo como activo de inversión. Según José Luis Jiménez, director de March Gestión, afirma que “un bono español ofreciendo un 5% es una apuesta a valorar, ya que la zona euro no se romperá, pues supondría un auto suicidio”. De hecho, Jiménez considera que nuestra renta fija nacional es más atractiva que, por ejemplo, la alemana. “La deuda alemana no es muy atractiva teniendo en cuenta que ahora ofrece un 2% de rentabilidad y que dentro de unos años puede haber inflación”.

Al hilo de lo que pasará en Europa con la inflación, Miguel Ángel García director de estrategia de mercados de Banca March, dice que “el Banco Central Europeo tiene que monetizar la deuda. Para ello, podría emitir un billón de euros, lo que supone un 13% del PIB de Eurozona, sin generar inflación –como en EE.UU. con el QE- y solucionar el problema de la región”.

Además, para apuntalar la economía comunitaria, García también considera que habría que valorar a medio plazo la creación de eurobonos, aunque previa armonización fiscal y supervisión presupuestaria supraanacional.

Por supuesto, el problema del sector financiero también debe ser abordado. A nivel europeo, con el apoyo y saneamiento mediante recapitalización, la cual se cifra en 116.000 millones; y, a nivel español, por ejemplo, con la creación de un ‘banco malo’. “Esta entidad debería aglutinar los activos tóxicos inmobiliarios de los bancos para que éstos se preocupen sólo de prestar, que es su principal negocio y el aceite que engrasa la economía. Eso sí, la clave estará en los detalles de cómo se decida hacer para que no genere un déficit excesivo”, indica García.

En este contexto, en Banca March consideran que el 2012 será un año bueno para la renta variable. “Será uno de los activos más interesantes por rentabilidad/riesgo”, indica José Luis Jiménez. En concreto, apuestan por “sector industrial, tecnología y consumo no cíclico y telecomunicaciones”. Por zonas, consideran que “las empresas de EE.UU. y aquellas con fuerte exposición a emergentes deberían seguir comportándose mejor que el resto”. En cambio, continúan infraponderados en el sector financiero: “consideramos que puede tener una revalorización importante en el futuro si se tiene en cuenta que ahora estos valores cotizan a precios muy bajos, pero no vemos la necesidad de asumir tanto riesgo porque la incertidumbre es grandes y su beta respecto a la economía, muy alta”.