A pesar de que el famoso “rally” de fin de año este año se ha producido con más de 40º en las calles y en pleno verano, los expertos reconocen que ha llegado el momento de empezar a hacer cartera en fondos que tengan exposición a renta variable. Tanto Estados Unidos como Europa ofrecen oportunidades de inversión. Eso sí, no hay que olvidar que son fondos que no deben ocupar un porcentaje elevado en la cartera, hay que tener en cuenta el perfil del inversor y, sobre todo, buscar gestores activos que se adapten a cada circunstancia del mercado.
Es uno de los activos que mejor lo ha hecho en los últimos meses y los expertos creen que, al menos hasta final de año, podría ser el activo en el que estar. La renta variable vuelve a ocupar un puesto en las carteras de los gestores de fondos. Incluso, la española. De hecho, según los últimos datos de VDOS Stochastics, en el último mes fue la categoría “RV Global” una de las que más incremento vio en el patrimonio. ¿El motivo? En primer lugar, por los bancos centrales. Las recientes políticas de las principales entidades monetarias de inyección de liquidez y medidas expansivas han dado un soporte a los mercados.

Los niveles actuales además “indican que los mercados, y en mayor medida los europeos, se encuentran en resistencias importantes, tanto los de renta variable como los de renta fija, y si queremos seguir en modo risk on (activos en riesgo), necesitamos que ambas referencias perforen esos niveles”, reconoce Antonio Castilla, socio director de CGA Patrimonios. Eso sí, dentro de un escenario regido por la cautela pues “teniendo en cuenta los focos de tensión económicos y geopolíticos nuestra recomendación es mantener una política de inversión caracterizada por la prudencia. Es decir, se puede invertir en fondos de acciones pero el peso recomendado de los mismos, para todos los perfiles de riesgo, debe ser inferior a la posición neutral para cada uno de ellos”, explica José María Luna, director de análisis de Profim.

Oportunidades en USA y Europa…

Fondos de acciones, sí pero ¿dónde? Vayamos por partes. Si nos centramos en una decisión geográfica, Estados Unidos es la región que seguirá dando incentivos a más largo plazo. Sin embargo, hay factores como “el precipicio fiscal – o fiscal Cliff- en los que la economía tendrá que encontrar un equilibrio para sus cuentas públicas”, reconoce Luna. La falta de acuerdos entre republicanos y demócratas podría llevar a cambios relevantes de fiscalidad de ciudadanos y empresas. Y en paralelo, la aplicación automática de recortes de gasto público. Si no hay acuerdo- prosigue este experto- cabría la posibilidad de que la economía americana entrara en recesión el próximo año. A más corto plazo, “el mercado podría seguir encontrando soporte en os últimos datos del sector inmobiliario, que está dando señales de vida”, asegura Celine Giffard, responsable de fondos de Selfbank. Una región a la que recomienda tener exposición a través del “Threadneedle American Extended Alpha USD, que busca invertir en valores americanos que capturen tendencias estructurales a nivel global, o que estén operando en industrias con elevadas barreras de entrada o con una ventaja a nivel de producto”.

En Europa, todavía queda mucho por hacer. “La lentitud de los líderes europeos en la toma de decisiones capaces de sentar las bases para resolver los problemas económicos de la Eurozona, es otro de los focos de tensión que nos llevan a ser prudentes con la región”, sugiere el experto de Profim. Una situación que ha llevado “a que las acciones coticen a unos precios moderadamente baratos, no sólo en términos absolutos sino que también en relación con otros activos de menor riesgo”. Dentro de esta categoría, la experta de Selfbank mira hacia el Allianz Europe Equity Growth CT Eur “con un proceso de inversión que se centra en compañías generadoras de flujo de caja y con rápido crecimiento de beneficios”. Sin salir de la región, el experto de CGA Patrimonios iría hacia fondos de renta variable europea de pequeños valores, entre los que se encuentra el Threadneedle Pan European Small Caps.
 
Vea el artículo completo en la revista Estrategias de Inversión, pinche aquí