La recesión llegará a Europa aunque hay quien pasará de puntillas por ella los primeros meses del 2012 y quien se rebozará en el barro. Y Cuidado porque Alemania también está en el bote. Además, las aguas volverán a su cauce y Estados Unidos debería volver a regir el ritmo de la renta variable, los emergentes seguirán creciendo a buen ritmo aunque sin pasarse de frenada y el euro tendría sus horas contadas más allá del 1,30 ante la inminente recuperación de un dólar alicaído y en sus horas más bajas. ¿Dónde estar en este rally de final de año? Todo depende ahora mismo de Bruselas.

Y es lo inédito. Lo nunca visto cómo mercados de medio mundo se mueven al calor de decisiones políticas no menos acaloradas que ellas. Europa se la juega en esta recta final y necesita dar ‘soluciones creíbles y rápidas’, como sostiene Manuel Arroyo, director de Estrategia de JP Morgan AM. En medio de la incertidumbre hay, no obstante, cuestiones en las que todos los analistas coinciden: Estados Unidos frente a Europa, la recesión se descarta a nivel mundial, los emergentes ya han pisado el freno y el sector financiero tenderá a recuperarse a medida que se recupere también la deuda de los estados y triunfe la certidumbre.

FUENTE: JP MORGAN AM

Europa: Italia en el punto de mira
Preocupa y mucho –no es para menos- la situación por la que atraviesan países de la eurozona como España e Italia, obviando el evidente caso griego. Claro ejemplo de ello fueron las palabras que Nicolas Sarkozy dedicó a Silvio Berlusconi en la cumbre de este mismo fin de semana cuando desterró a España de ‘la primera línea de contagio’, algo que no podía suscribir también para el país de la bota. Los broker de Société Générale apuntan en la misma dirección y recomiendan ‘una estrategia de ponerse largos en España y cortos en Italia’ con las esperanzas depositadas en el cambio de gobierno tras las elecciones del 20-N. ‘Entra dentro de lo razonable’, asegura Beatriz Barros de Lis, country manager de AXA IM, ‘pensar que los países europeos van a entrar en recesión, incluso también Alemania. Dentro de este contexto, la renta pública sale favorecida, especialmente la de Alemania, que va a ser la más beneficiada’.

Un foco constante de tensión seguirá siendo Grecia para la que aún debe decidirse una quita, que Alemania coloca entre un 20% y un 50%, y con el objetivo, según Angela Merkel, de rebajar la deuda al 120% del PIB heleno basándola en la entrada de mayor capital privado.

En este punto, Eduardo Faus, del Departamento de Análisis de Renta 4, apuesta por el diferencial entre Grecia y Estados Unidos, vía S&P 500. Recomienda el analista comprar ETF griego puesto que aprecia ‘en el diferencial entre Grecia y USA (línea roja) la fuerte caída experimentada por el mismo. Esto ha producido que el RSI del ratio se sitúe en niveles desde los cuales se han venido experimentando rebotes, es decir, mejor comportamiento de Grecia frente a USA. Las últimas veces que esto ha sucedido ha venido indicando la cercanía de un rebote en el ratio y por ende en Grecia.’

GRÁFICO ETF GRECIA


Los rumores planean también sobre España para la que se baraja una quita de entre el 5% y el 20% y que obligaría a los bancos a buscar más recursos con el fin de cumplir con el core capital de entre un 8-10% que se baraja para los próximos test de estrés. BBVA, que presentó sus cuentas este martes, recalcó con subrayador que su core capital se encuentra en el 9,1%. Todo sea para alejar fantasmas ajenos…

Lo que no dijo, sin embargo, tan alto la entidad presidida por Francisco González fue que es la primera entre las nacionales en deuda italiana en su balance: hasta 4.166 millones de euros. BBVA supera con diferencia a la segunda en la lista, Caixabank, con 1.322 millones dentro de sus cuentas, y el Banco Santander (otros 716 millones de euros).

Con moderado optimismo, Manuel Arroyo, de JP Morgan, espera aún ‘volatilidad en los mercados, aunque el activo de riesgo que sigue gustando más es la renta variable. Se encuentra en mínimos históricos y está posicionada para un rebote hipotético’.

Una vez solucionada la controversia europea, dice Arroyo que ‘Europa empezará a cotizar de una manera y el mundo debería ir descorrelacionándose de lo que suceda aquí’.


Estados Unidos, la gran apuesta
A pesar de que se rebaja su crecimiento. JP Morgan no le concede más allá de un 2% y hay quien habla ya que el mercado podría estar descontando un tercer plan de relajación cuantitativa con la ‘Operación Twist’ todavía en pañales. Los tipos de interés, eso está claro, no se moverán como mínimo hasta 2013 y ‘muchas decisiones irán asociadas a algún dato concreto, como recuperación del empleo o datos de consumos’, según JP Morgan AM.

Al otro lado del Atlántico no pintan bastos habida cuenta de que no es el mosaico europeo y analistas como Alejandro Zugasti, socio-director de Miramar Capital EAFI, ven motivos para el optimismo. ‘Están volviendo las operaciones corporativas que no deja de ser un indicador sobre dónde se encuentra la confianza. Y, además, vuelve a haber alguna salida a bolsa con prestigio como es el caso de Groupon’.

La tanda de resultados está siendo excepcionalmente buena. El 70% de las empresas que conforman el S&P 500 han batido previsiones, especialmente, tecnológicas como Google y eBay. Pero la cosa no queda ahí: ‘los bancos están de nuevo ganando dinero’, sostiene Zugasti en alusión directa a las cuentas que han presentado Bank of America, Citigroup o Morgan Stanley. Tanto es así que Manuel Arroyo apunta a ‘un récord por acción dentro del S&P si se cumplen las expectativas’.


El mercado descuenta un QE3
Y es lo que explicaría la debilidad del dólar frente a la moneda única, a todas luces incomprensible si tenemos en cuenta que Europa más que un temporal, vive permanente atravesada por ciclones.

‘Lo llamativo es que con datos económicos realmente negativos en Estados Unidos y en Europa, el euro se mantenga en el 1,39’, asegura José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup. ‘El mercado podría estar descontando un QE3, aunque nosotros lo descartamos, pero es la única explicación de que el dólar esté tan débil, más que el euro fuerte, y no es otra cosa más que la FED esté pensando en una nueva política expansiva’.

Aunque no será por mucho tiempo si atendemos a los expertos de JP Morgan. Se mantienen ‘largos en dólar ahora con la volatilidad y la elevada incertidumbre’, otorgan ‘niveles de 1,30-1,35 dólares, aunque no representa una gran parte de la cartera’.


Ahora puedes suscribirte para poder ver todos nuestros contenidos premium, las estrategias sobre valores del IBEX 35, nuestra cartera de Trading , los informes de mercado y mensualmente nuestra Revista Estrategias de Inversión en tu domicilio.