Es innegable que el mercado americano muestra una fortaleza envidiable frente al europeo. Los índices del otro lado del charco se consolidan por encima de máximos de varios años, los resultados empresariales son impecables y las noticias macro adelantan una salida de la crisis cada vez más cercana. Con este escenario de fondo, los expertos nos dan sus recomendaciones sobre fondos de inversión en renta variable ‘made in USA’. Una premisa, tecnológicas, industriales y consumo lideran las recomendaciones.

El desempleo se va reduciendo (8,3%), los datos del mercado inmobiliario se estabilizan, el consumo da visos de recuperación y, además, la Fed no descarta tomar más medidas de flexibilización de la economía. Incluso algunos expertos creen leer entre líneas en los discursos de Ben Bernanke que la Reserva Federal llevará a cabo un Quantitative Easing III. Si éste se diera, previsiblemente supondría un tremendo empujón para la renta variable americana, como lo fueron los anteriores programas de QE. No obstante, mientras tanto, Wall Street no se queja. La principal bolsa del mundo se desenvuelve con soltura en zonas de máximos de 4 años. José María Luna, director de análisis de Profim EAFI, destaca otras bondades de la economía estadounidense para el inversor: “tiene una enorme flexibilidad y una única autoridad monetaria y fiscal lo que ha permitido que haya hecho una aterrizaje suave de su propia economía, además, la apuesta de no entrar en recesión y evitar la ‘japonetización’ de su economía han surtido efecto y, si el año pasado era el año líder, este año la sobreponderamos”.

Con este telón de fondo, tecnológicas (con Apple como abanderada) industriales y consumo tienen las de ganar en la renta variable americana y, de hecho, son los sectores que mayor peso en las carteras de los fondos recomendados por los expertos:

MORGAN STANLEY US ADVANTAGE
Es el fondo que más recomendaciones recibe entre los analistas consultados. El año pasado lo hizo muy bien, cerrando con rentabilidades en torno al 4% y, este año, ya acumula unos sorprendentes rendimientos del 12%. El éxito de su cartera reside en que se centra en compañías del sector tecnológico, industrial y consumo. Además, éste último es el que más peso tiene dentro de su portfolio, lo que confirma la confianza en la recuperación de la economía americana. De hecho, Enrique Yelo, responsable de fondos de Skipper Capital EAFI, señala como uno de los puntos fuertes de este fondo el que invierta en consumo, pues “es un sector que se ha quedado rezagado y, en el caso de que el mercado corrija, aguantará y, si sube, lo hará mejor”.

Entre los valores seleccionados por el grupo de gestores que dirigen este fondo destaca Apple. La tecnológica presidida por Tim Cook supone casi el 7% de la cartera. La compañía de la manzanita cotiza por encima de los 600 dólares la acción desde hace semanas y, según José Luis Cava, analista técnico independiente, “mientras se mantenga por encima de los 525 dólares seguirá alcista y, con ella, el Nasdaq”.

Además, el Morgan Stanley US Advantage cuenta con 4 estrellas Morningstar, lo que le posiciona entre los mejores fondos por rentabilidad de su categoría.

EVOLUCIÓN FONDO MORGAN STANLEY US ADVANTAGE (Fuente: Morningstar):




THREADNEEDLE AMERICAN EXTENDED ALPHA
Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Selfbank, apuesta por este fondo, cuya filosofía se basa en “invertir en valores americanos que capturen algunas de las tendencias estructurales a nivel global, o que estén operando en industrias con elevadas barreras de entrada o con una ventaja a nivel de producto”. Por ello, “el equipo gestor privilegia compañías con sólidos balances y que gestionan de forma proactiva su capital sin dejar que el cash crezca de forma innecesaria, por ejemplo recomprando acciones o subiendo los dividendos. El fondo puede emplear derivados para tomar posiciones cortas o largas”, explica la experta.

En lo que va de año este fondo ha logrado acumular una rentabilidad del 5,4% y, al igual que el fondo de Morgan Stanley, el grueso de su cartera está conformado por valores tecnológicos, industriales y de consumo. Y, cómo no, también Apple es el valor estrella del portfolio con una ponderación del 7,72%.

EVOLUCIÓN FONDO THREADNEEDLE AMERICAN EXTENDED ALPHA (Fuente: Morningstar):




FRANKLIN US OPPORTUNITIES
Beatriz Franganillo, analista de Capitalia Familiar EAFI
, se decanta por este fondo destacando que “invierte fundamentalmente en títulos de renta variable de empresas estadounidenses que presentan características de crecimiento sostenible y cumplen criterios de crecimiento, calidad y valoración”. Entre ellas figuran empresas de baja, media y alta capitalización con un sólido potencial de crecimiento “que operan en una amplia gama de sectores y que presentan un excepcional potencial de expansión, así como compañías innovadoras y dinámicas de estos sectores”. Al tratarse der un fondo agresivo, “en momentos alcistas de mercado superará en rentabilidad al índice, pero en momentos de caídas, sufrirá más que su benchmark, por lo que, dentro de una cartera, recomendaríamos combinarlo con un fondo más conservador en renta variable americana”.

Además, exclusivamente ofrece una clase cubierta en euros para aquellos que no quieran estar expuestos al riego divisa.

En lo que va de 2012 acumula una rentabilidad en torno al 11% y, además de apostar por tecnológicas, industriales y consumo, también tiene una destacable exposición del 11,61% a energéticas. La acción con más peso en la cartera, cómo no, también es Apple. Pondera un 5%.

EVOLUCIÓN FONDO FRANKLIN US OPPORTUNITIES (Fuente: Morningstar):



Aunque la renta variable estadounidense presente mejores perspectivas que la europea, hay que tener siempre presente que se trata de un activo de riesgo y que, por lo tanto, los fondos recomendados son adecuados sólo para perfiles con alta tolerancia a éste. Además, al tratarse de fondos denominados en divisa extranjera, un inversor europeo debe valorar el riesgo divisa, para cubrirse de posibles sustos.