Renta Corporación venderá su sede corporativa de Barcelona y otros activos por un importe total de 380 millones de euros a sus bancos acreedores con el fin de amortizar deuda, informó hoy la empresa. La operación forma parte del acuerdo alcanzado hoy entre la inmobiliaria y sus bancos acreedores por el que se refinancia a largo plazo deuda del crédito sindicato que firmó en 2007 por otros 254 millones de euros. En cuanto a la venta de activos, además de la sede, afectará también a un rascacielos de oficinas Tour La Villette de París, que adquirió en 2007 por alrededor de 100 millones. En general, las ventas se efectuarán en todos los mercados en los que opera Renta Corporación, excepto Nueva York, esto es, Madrid, Berlín y Londres.