Renault redujo un 3,1% sus ventas en 2009 con 2.308.626 vehículos, y eso pese a que consiguió evitar una caída en Europa occidental que constituye su principal mercado- Renault subrayó que su comportamiento en un contexto de crisis fue ligeramente mejor que la globalidad de sus competidores, ya que su cuota de mercado mundial aumentó una décima hasta el 3,7%, y que la marca que da nombre al grupo subió el pasado año un puesto en Europa Occidental (gracias esencialmente a sus modelos Mégane y Twingo) para situarse en tercera posición.