El grupo automovilístico francés Renault consiguió incrementar un 11,4% sus ventas mundiales en julio y agosto, con 381.663 unidades comercializadas, lo que limita al 0,6% el descenso acumulado en los ocho primeros meses del año, con 1,648 millones de unidades, informó hoy la compañía. Por marcas, las ventas mundiales de la firma Renault crecieron un 9,1% en julio y agosto, con 319.560 unidades, de forma que en los ocho primeros meses del ejercicio la disminución de sus entregas baja al 2%, con 1,41 millones de unidades. De su lado, la filial surcoreana Samsung vendió 22.875 vehículos entre julio y agosto, un 12,2% más, con lo que el crecimiento en lo que va de año alcanza el 1,6% (80.779 unidades). La filial rumana Dacia elevó sus entregas un 34,1% en los meses de verano, con 39.228 unidades, y un 13,8% entre enero y agosto (151.141 unidades).