El director general de Renault España Comercial, Armando García Otero, aseguró que la no renovación de las ayudas directas a la compra de automóviles, recogidas en el Plan 2000E, supondrá la pérdida de 20.000 empleos en el sector de la automoción en España.
García Otero, que hizo estas declaraciones durante la presentación internacional del Dacia Duster, indicó que las 130.000 unidades adicionales que se dejarán de vender en España durante el segundo semestre del año por el fin del Plan 2000E provocarán alrededor de 20.000 bajas laborales, lo que representa "un drama económico y social".