El Tesoro británico ha rechazado realizar un test de estrés a sus bancos RBS y Lloyds. Esta información confirmaría la venta de la participación del Gobierno británico en Lloyds Banking Group (43,5%) y en Royal Bank of Scotland (70%) tel y como fue filtrado el pasado lunes.